Hola! bue, este articulo me gusto mucho y llamó mi atención. tengo un amigo con el que siempre hablamos de sistemas operativos y él siempre dice que yo odio windows o algo parecido, que me cae mal y otras cosas.. sin embargo como odiar los sistemas que usaste desde peque, porq en mi caso yo use ms-dos  y desde ahi algunas versiones del ya mencionado sistema operativo.

La diferencia está en que después te das cuenta que hay otras formas de sistemas, otras formas de hacer software, te das cuenta que no todo es como lo has visto, hay nuevos horizontes y es hora de la revolución!, [pareciera el primer post del blog pero no lo es.] este articulo aparte de llamarme la atención es uno de los cuantos porqués! yo migre por completo a ubuntu , espero les guste y si no les gusta porque son windowszeros aunque no les guste es la verdad y eso cualquiera lo sabe.

Si hemos sido usuarios habituales de Windows estaremos acostumbrados a tener que defendernos de la enorme cantidad de basura que hay en Internet y que puede infectar nuestro equipo, haciéndolo vulnerable e inseguro.

Hablamos de virus, troyanos, spyware, gusanos, … que nos obligan a tener software especializado en seguridad instalado y actualizado en Windows.

Sin embargo en GNU/Linux no es necesario ya que estamos ante un sistema seguro por defecto, donde apenas si existen virus, todos ellos son pruebas de concepto más que otra cosa y requieren de la intervención del usuario para poder hacer algo.

En Ubuntu al igual que en cualquier GNU/Linux y sistemas basados en Unix los archivos no son ejecutables porque tengan una extensión que así lo indique.

En Windows el sistema intentará ejecutar cualquier archivo que termine el .exe sin preguntar nada más. Por el contrario en GNU/Linux para poder ejecutar un archivo este aparte de ser un ejecutable propiamente dicho ha de tener permisos de ejecución.

Estos permisos determinan que usuarios pueden hacer cosas y que cosas pueden hacer con el archivo en cuestión. Tenemos tres clases de permisos: de lectura, de escritura y de ejecución, tanto para archivos como para directorios.

Por defecto un archivo descargado de Internet no tiene permisos de ejecución, lo que hace necesaria la intervención del usuario para poder ejecutarse.

Por otra parte, los directorios y recursos importantes y fundamentales del sistema solo pueden ser accedidos de forma total por el administrador del sistema.

Los permisos de un archivo o carpeta puede modificarse desde las propiedades del mismo, accedemos a través del menú que aparece al pulsar el botón derecho del ratón apuntando al propio archivo. Para poder cambiar los permisos de algo tenemos que tener permiso para hacerlo.

Antivirus para GNU/Linux propiamente dicho no existen, existen programas para GNU/Linux que nos permiten escanear particiones y discos en busca de virus para Windows. Algo muy útil si tenemos que arreglar un sistema infectado o para reforzar la seguridad de una red.

Por ejemplo, los antivirus Avast y Clam tienen versiones para GNU/Linux totalmente gratuitas.

Anuncios